Comenzó el esperado testimonio del ex director del FBI James Comey ante el Comité de Inteligencia del Senado de EEUU

0
96
El funcionario despedido en mayo por Donald Trump publicó el miércoles un explosivo comunicado que confirmaba el pedido del presidente para tener su "lealtad" y una posterior solicitud para que no investigue al ex asesor Michael Flynn

El ex director del FBI James Comey testifica este jueves ante el Senado estadounidense sobre la investigación de la posible interferencia rusa en las elecciones presidenciales, un día después de emitir un comunicado en el que reveló las presiones recibidas por Donald Trump para cesar las pesquisas acerca de el ex asesor Michael Flynn.

Comey, despedido por el mandatario en mayo, llegó a las 10 de la mañana (hora local, 14 GMT) para recibir las preguntas del Comité de Inteligencia de la cámara alta.

“Las cambiantes explicaciones (sobre su despido) me confundieron y me preocuparon. (Trump) me dijo repetidamente que había hecho un buen trabajo y que era muy querido por la fuerza del FBI. Me confundió cuando dijo en TV que me despidió por la investigación sobre Rusia y cuando dijo que el despido alivió presiones. Eso no tuvo ningún sentido”, indicó al comienzo de su declaración.

Consultado por el Comité, indicó que no tiene dudas de la intervención de agentes rusos en las elecciones presidenciales. También, negó que Trump haya solicitado detener la investigación sobre el tema.

Luego, consideró que Flynn sí estaba en reisgo legal cuando recibió el pedido de Trump de frenar la investigación. Al respecto, declaró: “No me corresponde decir si eso es una obstrucción de la justicia. Me pareció algo muy perturbador, pero es papel de la Justicia determinar si es una obstrucción o no”

Comey declinó de responder algunas preguntas por tratarse de datos confidenciales, las cuales serán detalladas en una sesión privada al grupo de tareas.

A su vez, defendió sus labores realizadas al frente de la agencia, y consideró que las frases de Trump sobre su trabajo en el FBI “fueron mentiras, simple y llanamente”.

El testimonio de Comey en la audiencia legislativa más anticipada en años pone el foco de atención en la disputa de alto nivel entre dos hombres con imágenes públicas muy diferentes. El resultado podría tener repercusiones significativas para la presidencia de Trump, que apenas lleva 139 días, en momentos en que el abogado especial Robert Mueller y varias comisiones del Congreso investigan si el equipo de campaña del mandatario se coludió con Rusia antes de las elecciones del 2016.

En desarrollo…

Comentarios

comentarios